Herramientas de Lectura
Aumentar fuente
Reducir fuente
Restaurar fuente
Servicios
Enviar esta nota por mail
Imprimir esta nota
Agregar a mis noticias
Jueves 31 de julio de 2014
 
Un 90% de ese número trabaja en negro
Conforman el primer sindicato de empleadas domésticas de Entre Ríos
Desde hace cuatro meses un grupo de empleadas domésticas de Crespo trabaja en la organización de un sindicato que reivindique sus derechos laborales.
imprimirenviar por mail
Este miércoles, dos de sus integrantes entregaron la última documentación requerida junto a los estatutos para su aprobación en la Dirección de Trabajo de la provincia y mantuvieron una charla con el titular de la repartición provincial que entiende en la materia, Oscar Balla, quien les aseguró que se trata del primer sindicato en su tipo de la provincia.

Una vez aprobados los estatutos del Sindicato de Empleadas de Casas Particulares de Entre Ríos (Secper), la comisión convocará a una asamblea para elegir sus autoridades.

“Todavía hay muchas empleadas en negro y queremos que se les aporte como a cualquier trabajador”, señaló a Uno Patricia Arce, secretaria gremial de la comisión directiva provisoria, que se desempeñará hasta que se normalice el gremio.

Sólo en Crespo trabajan unas 1.000 empleadas domésticas que desempeñan tareas de limpieza, cocina, cuidado de ancianos y niños –en modalidad fija, por día y por horas– y se estima que un 90% de ese número trabaja en negro.

Arce recalcó los beneficios que ambas partes obtienen con el blanqueo y los prejuicios que se manejan sobre el tema: “Muchas veces la patronal piensa que por tener en negro a su doméstica la puede despedir en cualquier momento y así se exponen a juicios laborales que implican más costos”.

Tareas y objetivos

Entre sus objetivos, el grupo plantea lograr el blanqueo de empleadas, el establecimiento de un valor básico para la hora de trabajo, el reclamo retroactivo de los años sin registrar, el depósito de aportes jubilatorios y la obra social, además de licencias por maternidad y enfermedad. También proyectan realizar cursos sobre primeros auxilios, cocina, cuidado de bebés y ancianos, y preparan una charla con especialistas con la intención de crear conciencia en la patronal sobre los beneficios del blanqueo del personal doméstico.

Entre las quejas más comunes destacan las irregularidades en los recibos de sueldo, donde figuran menos horas de las que en realidad se trabajan. Esto muchas veces es consensuado con la doméstica, que no quiere perder el trabajo.

También denuncian discriminación de género, además del mal pago. En ese sentido relataron que muchas empleadas cobran menos de 5 pesos la hora y, generalmente, no perciben aguinaldo. Además, advirtieron que cuando una empleada que trabaja por horas se enferma, ella y su familia están desprotegidas porque deja de ingresar dinero al hogar.

“Somos mujeres que trabajamos muchas horas semanales, pero cuando nos jubilemos vamos a tener jubilaciones muy pobres y vamos a tener que pedir ayuda social para poder comer”, expresó.

Un cambio de legislación

La idea de sindicalizarse surgió a partir de un artículo periodístico que Patricia Arce leyó en una revista a propósito del Día Internacional de la Mujer. A partir de corroborar la existencia de sindicatos de empleadas domésticas en otros puntos del país averiguó y, junto a sus pares, decidió organizarse para defender sus derechos laborales.

En el mismo sentido, solicitaron a los diputados y senadores nacionales por Entre Ríos, sobre todo a las legisladoras, que presenten proyectos a nivel nacional para modificar la legislación vigente que data de 1956.

“Pedimos una mano a las legisladoras. Además les decimos que si tienen presente la cantidad de empleadas domésticas que hay en la provincia se darán cuenta de que son muchos los votos en juego”, manifestó.

El Decreto Nº 326/56 tiene más de 50 años y es de la Revolución Libertadora, por lo que uno de los objetivos a mediano plazo del sindicato es incluir la actividad dentro del régimen de contrato de trabajo que marca la Ley 20.744.

Escala a septiembre 2006

Según datos de la Dirección de Trabajo de la provincia la escala salarial vigente para empleadas domésticas es del 1º de septiembre del año pasado.

• Primera categoría: 750 pesos (institutrices, preceptores, gobernantas, amas de llaves, mayordomos, damas de compañía y nurses.
• Segunda categoría: 696 pesos (cocineras especializadas, mucamas y niñeras especializadas, valets, porteros de casas particulares).
• Tercera categoría: 680 pesos (cocinera, mucamo y niñeras en general, auxiliares, ayudantes, caseros y jardineros).
• Cuarta categoría: 610 pesos (aprendices en general de 14 a 17 años con autorización de sus padres).
• Quinta categoría: 610 pesos (personal con retiro que trabaja diariamente ocho o más horas diarias) o por hora (4,65 pesos la hora).
• La retribución mínima para el personal auxiliar de casas particulares en especialidad planchadoras, lavanderas, personal de limpieza, por una labor máxima de cuatro horas diarias será de 305 pesos.
• Cada hora que exceda las cuatro horas diarias se abonará a razón de 4,65 pesos.
Las personas que quieran contactarse con el sindicato en formación pueden llamar al teléfono (0343) 4952622 o vía mail secper2007@hotmail.com.
link corto: http://www.elsindical.com/1726 Imprimirenviar por mailMis noticiasPortada
www.elsindical.com: redaccion@elsindical.com - Paraná - Entre Ríos - Argentina   Teléfono 0343-156 227020
Director: Sergio Cantero